¿Cómo aumentar el capital de trabajo de tu empresa?

aumentar-capital-trabajo-empresa

El capital de trabajo de tu empresa es el dinero líquido que su negocio puede destinar para pagar las necesidades diarias y operar. Sus componentes más importantes son el dinero en caja, las inversiones y las cuentas por cobrar de fácil liquidez en el corto plazo, que pueden ser utilizados como pago de hipoteca, servicios públicos, proveedores y, sobre todo, tus empleados. El capital de trabajo también incluye su capacidad de endeudamiento para mejorar tu flujo de caja.

Si tu negocio está en crecimiento, es posible que tu necesidad de capital de trabajo también esté se incremente consecuentemente. En los negocios industriales, que tienen un ciclo productivo más largo, la necesidad de capital de trabajo es mayor porque se requiere convertir o transformar insumos en el producto final que venderás, mientras que la espera por el pago de tus cliente retrasa la recuperación de tu inversión. En ese escenario, tu ciclo de efectivo será mucho más lento que el de otras empresas de sectores económicos.

En un negocio de reparación de turbinas de avión los ciclos de capital de trabajo son mucho más largos. Estos inician cuando tu empresa recibe una orden para reparar una turbina. A partir de este momento debes desarmar la unidad, encontrar las partes a ser reemplazadas, instalarlas y luego hacer las pruebas respectivas. Una vez la turbina está reparada, puede emitir la factura por tu trabajo. Dependiendo del tiempo de pago que hayas negociado con tu cliente, tu ciclo podría llegar hasta los 45 o 60 días.

En las empresas de comercialización, el ciclo de efectivo es más corto porque no debes invertir en insumos y recursos de producción, simplemente compras y vendes un mismo producto que tiene un margen de intermediación. En este caso, puedes resumir tu cálculo dependiendo de los términos de pago que tu proveedor le otorgue y que tu negocio otorgue a cada clientes. Si debes pagar el producto a 15 días y le das 45 días de plazo de pago a tu comprador, el déficit en tu ciclo de vigencia es de 30 días, término que debes respaldar con tus propios recursos. 

Hay diferentes herramientas financieras que pueden aumentar el capital de trabajo de tu empresa, dentro de las cuales se encuentran las líneas de crédito bancarias de corto plazo, la inversión de capital líquido por parte del propietario o un socio, la venta de acciones en los mercados públicos o la emisión de bonos, entre otras. Existe también otra opción, que te permitirá evitar la creación de una nueva deuda para tu organización, y resulta ser fácil y rápida para los negocios en rápido crecimiento que no pueden esperar largos estudios de crédito de un banco para ayudar a la financiación: esta alternativa es el factoring.

A diferencia de los métodos tradicionales de financiación, el factoring consiste en darle liquidez inmediata a tu negocio, soportada en tus cuentas por cobrar. Si manejas el modelo de ventas a crédito, y tus clientes requieren mayores plazos para seguir comprando tu producto, la solución más dinámica para aumentar tu capital de trabajo es utiizar el factoring .

El factoring garantiza que tu negocio puede aumentar su capital de trabajo a la misma velocidad que aumentan tus ventas. Es la única herramienta que ayuda a tu empresa a mejorar tu flujo de caja mientras las ventas de productos siguen creciendo.

Existen otras herramientas modernas que ayudará a tu empresa a aumentar el capital de trabajo, como puede hacerlo la financiación a proveedores. Esta se usa cuando tienes una línea de crédito bancaria, pero prefieres una alternativa que te permita un servicio financiero alterno. En esta situación, puedes acudir a una empresa de factoring o financiación para buscar una alternativa de aumentar su flujo de caja. En la financiación a proveedores, típicamente, tu compañía puede contar con el pago inmediato a tu proveedor sin que tengas que hacerlo de inmediato, mientras que tu factor te otorgará un tiempo adicional para repagar esta obligación.

En conclusión, aunque existen varias herramientas financieras para aumentar su capital de trabajo, el factoraje es la única opción que tiene una respuesta rápida y líquida, acorde con las necesidades de los negocios en crecimiento, pequeños y medianos, para apalancarse en el corto plazo. Adicionalmente, beneficiando la salud de los indicadores de tus estados financieros, este no implica el reconocimiento de la deuda permitiendo que los esfuerzos se inviertan en la cobranza para buscar nuevos clientes, mejorar el servicio o incrementar su nivel de producción. ¡Contáctanos hoy y conoce más! 

¡Suscríbete aquí!

Recent Posts